Mantente al día con información del mundo científico

¡Gracias por suscribirte!

10 mandamientos para que nuestro artículo académico tenga altas probabilidades de ser publicado (los


Presentamos los cinco primeros puntos clave (de 10) para que, de cumplirlos todos, nuestro artículo sea recibido y publicado en una revista científica


Primer Mandamiento. Escogerás la revista adecuada

Todo investigador desea publicar en las mejores revistas científicas, que suelen ser las de mayor impacto, con el fin de que sus resultados de su investigación sean conocidos por un mayor número de colegas y pares académicos para así aumentar su prestigio.

Para lograr esto la selección se suele basar en el ranking, el cuartil, el factor de impacto o la indexación, sin tomar en cuenta si la revista pudiera tener interés en el artículo, porque el tema no es de impacto global o porque hay demasiados artículos publicados en esa línea.


Las revistas de impacto internacional tienen interés en publicar trabajos de escritos que tocan temas globales.


Si se quiere publicar en dichas revistas, es importante que el estudio presentado sea replicable en otros contextos y que los resultados puedan ser aplicados en otros países. Que tengan, en definitiva, un atractivo positivo para públicos distintos a los connacionales.


La recomendación es ser honesto y analizar si la temática se ajusta a las preferencias descritas por el editor; si la orientación del tema tocado es verdaderamente internacional y si la fuerza de los datos se ajusta a la calidad de la revista.



Segundo Mandamiento. Cautivarás al editor y/o al comité editorial con la carta de presentación


Existen revistas que solicitan una carta de presentación o postulación del artículo y contrario a lo que se piensa, ésta es leída por el editor o el encargado de darle entrada al proceso editorial, por lo tanto puede ayudar decisivamente al éxito de tu escrito.


Para esto debes tener presente lo siguiente:


  • Debe estar dirigida con el nombre y apellido del editor.

  • Incluye sólo la información del autor contacto.

  • Empieza con la identificación del artículo y de sus autores (nombres y filiación actual.

  • Describe la justificación de la investigación y los principales hallazgos.

  • Explica el porque el artículo encaja en la temática de la revista y sería interesante para los lectores de la revista.

  • Termina siempre con “Este manuscrito es original”, “ninguna parte del manuscrito está siendo considerada ni publicada en otra revista”, “no existe ningún conflicto de intereses que divulgar” .


Tercer mandamiento. Deberás ser oportuno y novedoso


Siempre tenemos que tener presente que el artículo que se presenta tiene que ser original, es decir, novedoso de manera que a los editores les parezca interesante y que aporte algo nuevo al campo de estudio que justifique su publicación en la revista.

Si tu tema ya ha sido muy investigado, lo mejor es que busques aspectos no tratados o un enfoque más innovador. Aquí también funciona la lLey más elemental del mercado: cuanto más abunda un producto, menos valor tiene.



Cuarto Mandamiento. Tendrás consistencia metodológica


Es lo primero que los editores y árbitros valoran en un artículo incluso por encima de los resultados obtenidos. Es lógica pura: la consistencia metodológica depende de los investigadores, los resultados simplemente serán consecuencia del estudio. Hay que tener cuidado en no sobredimensionar el estudio y que su planteamiento esté acorde con nuestra hipótesis inicial.


Al asegurarte de utilizar instrumentos validados y relacionar tus hallazgos con el contexto de estudio tendrás el camino del éxito casi asegurado.



Quinto Mandamiento. No plagiarás


Este es un pecado capital. El uso excesivo de autocitas, el plagio y las duplicidades (publicar artículos muy similares o iguales en distintas revistas) también penalizan. Piensa que los árbitros que te evalúan son especialistas que conocen bien el tema. Esta clase de prácticas no solo afectan a un artículo en concreto, sino que generan desconfianza sobre la persona autora.


Existen muchas herramientas en línea que evalúan el porcentaje de duplicidad de un artículo y muchas editoriales tienen un porcentaje máximo aceptable que hay que tomar en cuenta.


Imagen: fotografía de Levi Meir Clancy tomada de unsplash.com