Tablas y figuras bien diseñadas para un artículo académico: Las figuras (3/3)

Actualizado: nov 16

En muchas ocasiones, los autores dudan acerca de si es más adecuado presentar los datos en forma de tabla o de figura


Como norma general, en un artículo científico es preferible el uso de tablas, ya que son más exactas y permiten presentar mucha más información que un gráfico, a no ser que se desee evidenciar la existencia de una tendencia en los datos.


Una figura es todo aquel material de ilustración que incluye tanto gráficos que presentan datos numéricos en forma visual, como diagramas o fotografías. A continuación mencionamos buenas y malas prácticas para su elaboración y utilización en nuestros artículos académicos: Es incorrecto duplicar la información, presentando los mismos datos en ambas formas. Las figuras en ningún caso deben repetir la información escrita. Independientemente del tipo de gráfico o ilustración, en el artículo, en la mayoría de las revistas especializadas, se denominan siempre figuras. Al igual que las tablas se numeran consecutivamente según el orden en que se mencionan en el texto. En caso de que en la figura se incluyan letras, números o símbolos, deben ser muy claros y de un tamaño suficiente para que puedan ser legibles cuando se publique sea en versión papel o en línea. Las figuras deben tener un título breve y explicativo entre 7-10 palabras máximo. Los diagramas de barras deben tener un diseño directo y lógico, no incluyendo un número excesivamente elevado de barras que dificulten su rápida comprensión. Debe decidirse si es más apropiado presentar barras horizontales o verticales, y presentarlas en orden decreciente de izquierda a derecha o de arriba abajo, o bien en un orden lógico fácilmente identificable. Las escalas de medida deben estar claras y ser consistentes. Las barras deben ser de la misma anchura, manteniendo la misma distancia entre ellas. Estas escalas de medida deben ser gráficas ya que su presentación sea en papel o en línea jamás quedan del tamaño original. Los gráficos lineales, que muestran la relación entre 2 variables X e Y, son muy utilizados para resaltar tendencias, más que para mostrar comparaciones. En la elaboración de estos gráficos lineales deben crearse los ejes X e Y de forma lógica, indicando claramente las escalas e intervalos de medida, procurando mantener una relación lógica entre ambos ejes para evitar las distorsiones que pueden presentarse si se construyen gráficos demasiado anchos o demasiado altos. Siempre que sea posible, el cero debe ser el origen de ambos ejes. Si se incluyen múltiples líneas, su número debe ser reducido (se aconseja no incluir más de 3 o 4 líneas) y debe poder identificarse cada una de ellas con claridad a través de una leyenda. Imagen: Ejemplo presentado en Normas APA actualizadas (7ª edición) Tomado de https://normas-apa.org/estructura/figuras/