Tablas y figuras bien diseñadas para un artículo académico: Las tablas (2/3)

Actualizado: nov 16

Las tablas son una forma precisa y efectiva de presentar grandes cantidades de datos. Debe diseñarse cuidadosamente para comunicar claramente sus resultados


Las tablas son una parte muy importante de los artículos científicos. Una tabla bien elaborada debe presentar los datos de manera simple, clara y ordenada, y permitir al lector comprender los resultados sin tener que mirar otras secciones del documento. Una tabla mal realizada puede ser muy confusa y puede reducir las posibilidades de que su trabajo sea aceptado. Las tablas deben ir numeradas de forma consecutiva según el orden en que se mencionan en el texto. Deben tener un título breve (habitualmente menos de 10 palabras) que describa su contenido, sin adelantar información sobre los resultados. La estructura de la tabla debe ser lo más simple posible y habitualmente debe ordenarse de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Las filas y columnas deben ir precedidas de un encabezamiento corto o abreviado, que identifique exactamente el material que contiene. Nunca más de 8 columnas y que tengan espacio entre ellas. Si la tabla ocupa más de una página, los encabezamientos deben repetirse en cada una de ellas. El uso de símbolos y/o abreviaturas puede suponer un ahorro de espacio y simplificación del texto. En caso de utilizarse, debe recurrirse a las abreviaciones estándar y símbolos convencionales. Si no son de uso común, deben identificarse en las notas a pie de tabla. Si se incluyen datos que no proceden del estudio que se presenta, debe señalarse claramente la fuente al final de la tabla. Una buena tabla debe ser auto-explicativa, en el sentido de que la información que presenta es autosuficiente para su comprensión, incluso separadamente del texto. Debe ser clara y fácilmente legible. Un error frecuente es el intento de incluir demasiados datos en una sola tabla, lo que obliga a incluir múltiples encabezamientos y sub-encabezamientos que dificultan la claridad de la presentación y la comprensión. Cada revista admite un número determinado de tablas en función del tipo de artículo, de forma que lo más aconsejable es consultar la «información para autores» de la revista correspondiente. Habitualmente no se aceptan más de 6 tablas y/o figuras. Cuando se presenta más de una tabla de resultados, es conveniente utilizar un formato similar en todas ellas, de forma que se facilite la comprensión de las mismas por el lector. Al final, debe comprobarse que todas ellas estén mencionadas en el texto, y que los datos que se presentan concuerdan con los que se citan. Imagen: Ejemplo presentado en Normas APA actualizadas (7ª edición) Tomado: https://normas-apa.org/estructura/tablas/