Estructura ideal para un artículo académico

Actualizado: hace 4 días

Con todos los artículos publicados en este blog y a través de las revisiones realizadas para escribirlos hemos conseguido identificar una estructura estándar de un artículo académico



Es bien conocido que publicar en revistas indexadas no es fácil. Se deben pasar por los pasos descritos en los dos artículos anteriores. Muchos artículos son rechazados incluso antes del proceso de revisión por pares. Por ello queremos dejar estos siete consejos para aumentar la posibilidad que el artículo sea publicado en la revista deseada.


Seguir estructura estándar en la redacción del artículo

La estructura estándar de un artículo es Título, Resumen, Introducción, Metodología, Discusión, Conclusión y Referencia.


El título debe estar escrito de forma breve y concisa, por lo general algunas revistas limitan el número de letras del artículo, que es un máximo de 14 palabras. El título debe indicar claramente tres puntos, a saber: problema, objeto y método. Ejemplo: Modelo matemático para la predicción de accidentes de trabajo en canteras colombianas. Método: modelo matemático, Problema: predicción de accidentes y objeto: canteras colombianas.


El resumen de la investigación, debe estar escrito con explicaciones breves y concisas, y no se recomienda escribir fórmulas. Muchas revistas limitan el número de palabras el cual se debe cumplir a cabalidad.


En la introducción, se debe identificar cuál es el problema que se resolverá. Por qué es importante el problema o cuál es la urgencia del problema. Se escribe la solución con una comparación con respecto a investigaciones anteriores. Finalmente, escriba se describen los resultados que desea lograr (hipótesis).


La redacción de la metodología varía según el campo de la ciencia y el método adoptado. Si esta metodología está correctamente planteada no habrá ninguna dificultad significativa para redactar la metodología.


En los resultados se describe la evidencia de la hipótesis. También deben detallarse el escenario que comprueba el método y se reflejan solo los resultados de la prueba en forma de hechos concretos y comprobables.


En esencia, la conclusión explica brevemente las respuestas a la formulación del problema y el contenido general de la investigación. Además es importante dejar en claro las diversas posibilidades de continuar la investigación por terceros, si es posible.


Por último y quizás uno de los más importantes es escribir las referencias bibliográficas. Además de la bibliografía, la redacción de la cita también debe ser correcta y para ello deben fijarse en las normas exigidas por la revista dónde se quiere publicar.


Imagen: @jjying en unsplash.com